ESFUERZOS CONTRA LA PANDEMIA, RECONOCIMIENTO A MIGRANTES Y ACCESO JUSTO A VACUNAS PLANTEA GUATEMALA ANTE ASAMBLEA DE LA ONU

133

Guatemala, 29 septiembre 2020. Guatemala participó hoy en el debate general del 75 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas con un mensaje de su canciller Pedro Brolo abogando por los migrantes, reiterando su interés por el acceso inmediato y justo a las vacunas contra el Covid-19 y enumerando los esfuerzos realizados para contener el impacto de la pandemia.

“Las áreas que más se han visto impactadas son la salud, la economía, y la seguridad alimentaria, entre otras”, dio cuenta el Canciller guatemalteco en representación del Presidente Alejandro Giammattei, quien se encuentra recuperando de la enfermedad.

El Canciller explicó que ante la severidad del impacto “implementamos planes para potenciar la reconstrucción social y económica de nuestro país, resaltando la importancia de atender a los más vulnerables”.

Detalló como en el ámbito de la salud, la pandemia “nos obligó a tomar planes agresivos desde el primer día para recuperar un sistema descuidado, olvidado por muchos años” lo que permitió “remozar los hospitales existentes y habilitar cinco más en tiempo récord, ampliando a más de 2.000 el número de camas”.

Reconoció el “invaluable apoyo de la cooperación multilateral y de países amigos” por priorizar la asistencia al Ministerio guatemalteco de Salud Pública.

En materia económica, compartió que se decretó la Ley de Rescate Económico a las familias afectadas, creando el Fondo Bono Familia, como medida de compensación social y se creó el Bono de Protección Laboral en apoyo a las empresas con el fin de suspender a sus empleados durante la emergencia, por tres meses. Además, compartió que se impulsaron programas para otorgar préstamos en condiciones blandas a micro, pequeñas y medianas empresas para evitar su cierre por falta de liquidez.

En el caso de la seguridad alimentaria, informó que se estableció el programa de apoyo alimentario y prevención del Covid-19, que contempla la entrega de productos de la canasta básica con pertinencia cultural a aquellas familias vulnerables o en zonas de riesgo.

Reconoció que la pandemia acrecentó uno de los problemas más desafiantes de Guatemala: la desnutrición, por lo que se implementa la “Gran cruzada nacional por la nutrición”, como uno de los planes más importantes a desarrollar durante el actual Gobierno. Explicó que la iniciativa tiene como objetivo unir a todos los sectores para mejorar la condición nutricional de las familias, con énfasis en las áreas más pobres y marginadas.

Asimismo, dijo que Guatemala promueve la candidatura para ser miembro de la Junta Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para el período 2021-2023, “desde donde estamos seguros, podremos contribuir a la promoción de la seguridad alimentaria y la agricultura sostenible, la erradicación del hambre y la desnutrición, desafíos fundamentales para nuestra región”.

Acceso a vacunas

En el contexto de la emergencia sanitaria, comentó que el Gobierno de Guatemala “reconoce que nadie estará totalmente a salvo hasta que todos lo estén”, por lo que destacó el interés guatemalteco “para tener acceso inmediato y justo a las vacunas” y patentizó la “total disposición del país para colaborar con la logística y distribución en los países de la región, especialmente en Centroamérica”.

En este sentido, dijo que Guatemala reconoce la importancia del enfoque en “el compromiso colectivo con el multilateralismo, confrontando el Covid-19 a través de la efectiva acción colectiva”.

Migrantes

El Canciller dijo que Guatemala reconoce como “vital” el trabajo de la Organización de las Naciones Unidas para el sostenimiento de la paz, la protección de los derechos humanos y la promoción del desarrollo “sirviendo a los más vulnerables”.

Citó el caso de los migrantes, quienes “continúan sufriendo vejámenes y una discriminación injustificada”. Recordó que Guatemala por su posición geográfica es un país de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes y que mantiene un “profundo compromiso por el respeto a sus derechos humanos”, por lo que instó a la comunidad internacional a evitar su criminalización pues, recordó, “su contribución es vital para el desarrollo de sus comunidades”.

Muros de prosperidad

El Canciller guatemalteco planteo la idea de “construir muros de prosperidad” que el Presidente Giammattei formuló en febrero en México al manifestar la necesidad de una reforma a las Naciones Unidas, al ser una “cuestión fundamental”.

“Quiero ser muy enfático en este tema, necesitamos una reingeniería y promover una mejor coordinación dentro de todo el Sistema. Debemos trabajar juntos para tener una Organización menos burocrática, queremos que los esfuerzos impacten directamente en la población más necesitada e invertir en el desarrollo, con el recurso humano existente”, dijo el Canciller.

Asimismo, destacó que “Confiamos que estamos bajo un mismo objetivo, construir muros de prosperidad, que, en momentos de crisis, se trabaje para reactivar el desarrollo, la economía, y el empleo, y que se traduzca a mejorar las condiciones de vida para nuestros ciudadanos”.

“Debemos impulsar el fortalecimiento del modelo que permita pasar de una matriz de cooperación, a una de inversión en la que países como el nuestro, podamos adquirir nuestras propias capacidades para reducir las brechas que hoy desafían nuestro desarrollo. Hoy más que nunca estamos llamados a impulsar transformaciones profundas. Para todo ello, es necesario una reingeniería a los trabajos de esta Organización”, propuso.

Belice

El canciller Brolo se refirió al tema del diferendo territorial, insular y marítimo con Belice y el compromiso de Guatemala por resolver el tema, en definitiva, ante la Corte Internacional de Justicia.

Expuso que Guatemala aspira a tener una relación privilegiada y un diálogo permanente con Belice para la solución pacífica de los problemas comunes.

“Estamos convencidos que su resolución traerá beneficios económicos, sociales, políticos a ambos Estados, pero ante todo desarrollo para los pobladores de la zona de adyacencia, a la vez que reafirmamos como Estado nuestra vocación democrática y de respeto pleno al derecho internacional, dijo.