Guatemala en ocasión de la “Conmemoración del 75º Aniversario de la Carta de las Naciones Unidas”

507

El 26 de junio de 2020 se conmemora el 75º Aniversario de la Carta de las Naciones Unidas. Guatemala fue país signatario en 1945, de la Carta de San Francisco, instrumento constitutivo de la Organización, fiel a su posición de firme defensora del multilateralismo y convencida del papel fundamental de la Organización de las Naciones Unidas en la preservación del orden internacional y en el sistema de mantenimiento de la paz mundial. El entonces Canciller de Guatemala, Embajador Federico Guillermo Toriello Garrido, fue quién tuvo el honor de representar al país en su calidad de Jefe de la Delegación de Guatemala en ese histórico evento.

A partir de ese momento Guatemala se ha apegado al compromiso con la paz y seguridad internacional, la protección de los derechos humanos, así como el fomento del desarrollo, en coherencia con los pilares fundamentales de la Organización; Guatemala es parte del multilateralismo que constituye una herramienta vital para el desarrollo, donde los desafíos globales, como la seguridad, el terrorismo, el desarrollo integral y sostenible, la migración y el cambio climático, entre otros, deben ser abordados mediante el diálogo y la negociación colectiva en el sistema internacional.

A lo largo de estos años nuestro país ha tenido una participación activa en la Organización que le ha llevado a integrar posiciones en órganos del sistema de las Naciones Unidas, como el Consejo de Seguridad, durante el período 2012-2013, el Consejo de Derechos Humanos, y recientemente por quinta vez el Consejo Económico y Social, entre otras importantes a lo largo de los años.

Al cumplirse 75 años de su creación, se debe reflexionar sobre los logros y los desafíos para hacer frente a los nuevos y variados retos, que hacen que la reforma de las Naciones Unidas siga siendo un tema fundamental de debate, que lleve a los Estados Miembros a la búsqueda de soluciones en el que el multilateralismo es pieza clave para lograr el bien común de toda la humanidad, la búsqueda de un mundo pacífico próspero, solidario y justo.

Es momento de actuar, sin desigualdad ni discriminación, en búsqueda de mejorar las condiciones de vida para los más vulnerables, para lo cual el papel que realiza la Organización de las Naciones Unidas resulta más necesario que nunca en esta época de crisis e incertidumbres, para lo cual se necesita una Secretaría moderna, renovada, ágil, funcional, eficiente y al servicio de sus Estados miembros. Guatemala hizo un llamado a redoblar esfuerzos para el abordaje de las tres dimensiones del desarrollo sostenible de manera integral, inclusiva e intersectorial, a las puertas del Decenio de Acción para los Objetivos de Desarrollo Sostenible, forjando un futuro junto, sin dejar a nadie atrás.

Eliminar la pandemia del Coronavirus (COVID-19), alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, lograr un mundo libre de armas nucleares, avanzar en el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, junto con hacer frente a otros desafíos actuales, solo será posible con la acción colectiva y la cooperación entre los pueblos, motivo por el cual la República de Guatemala manifiesta una vez más su compromiso inquebrantable con el sistema de las Naciones Unidas y con el multilateralismo.