GUATEMALA RATIFICA SU COMPROMISO PARA EL CUIDADO Y PROTECCIÓN DE LA RESERVA DE LA BIÓSFERA MAYA

1074
Foto: INGUAT
Foto: INGUAT

Guatemala, 28 de junio de 2020. El Gobierno de Guatemala informa que no ha recibido ninguna comunicación oficial o manifestación de interés reciente respecto a la intención de realizar una intervención o desarrollo nuevo en la Reserva de la Biósfera Maya (RBM), específicamente en el Parque Nacional Mirador-Río Azul por lo que no es viable evaluar, dictaminar o autorizar ningún tipo de proyecto que no se adapte a los instrumentos técnico-legales existentes que regulan el área protegida.

Guatemala reconoce el valor incalculable del Patrimonio Natural y Cultural que alberga la RBM, las reservas biológicas, hídricas, forestales y sus parques nacionales. Como Gobierno se realizan los esfuerzos para proteger de manera sostenible este patrimonio, según lo establecido en los artículos 59, 60, 61, 64, y 65 de la Constitución Política de la República de Guatemala. El Estado es el garante de la protección, defensa, investigación, conservación y recuperación de los bienes que integran el Patrimonio Cultural de la Nación, por conducto del Ministerio de Cultura y Deportes, entidad que tiene por objeto dichas funciones, de acuerdo con lo que se indica en el artículo 1 del Decreto Número 26-97 y sus reformas y Acuerdo Gubernativo Número 37-2019, Ley para la Protección del Patrimonio Cultural y Natural y su Reglamento.

El Proyecto Arqueológico Mirador cuenta con un convenio de investigación autorizado por la Dirección General del Patrimonio Cultural y Natural, del Ministerio de Cultura y Deportes. Dicho convenio, que vence el 31 de diciembre del presente año, únicamente autoriza la investigación y restauración en el área.

Guatemala reconoce y agradece los esfuerzos realizados por el Dr. Richard Hansen para la puesta en valor de la Cuenca del Mirador, sin embargo, hace énfasis en que no avala que se gestione apoyo financiero a nivel internacional o nacional para un proyecto que no ha sido conocido y autorizado por las instituciones competentes, en especial cuando involucra a un patrimonio de interés mundial cuya gobernanza y cuidado corresponde a Guatemala.

El Gobierno de Guatemala destaca también la importancia de las concesiones forestales comunitarias que funcionan en la RBM, un modelo que ha permitido conservar los bosques y la biodiversidad que alberga. A través de este programa, que contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Estado de Guatemala autoriza a comunidades legalmente organizadas, a través de una licitación pública, el aprovechamiento y manejo integral de los productos forestales de un bosque.

Las instituciones públicas a cargo de la gobernanza de la RBM y del Parque Nacional Mirador-Río Azul, ratifican su compromiso por el cuidado y la defensa, aclarando que no se oponen al desarrollo sostenible debidamente garantizado y fiscalizado de este Patrimonio Natural y Cultural que Guatemala aloja y que es de gran interés para la humanidad.