Guatemala recibe de Estados Unidos donación de 50 ventiladores con tecnología de última generación en apoyo a lucha contra Covid-19

133

Recursos de apoyo: shorturl.at/klnv1

Guatemala, 25 septiembre 2020. Guatemala recibió hoy el donativo de Estados Unidos consistente en 50 ventiladores con tecnología de última generación en apoyo a los esfuerzos que cumple el Gobierno del presidente Alejandro Giammattei en la lucha contra la pandemia de Covid-19.

“Recibimos una muestra más de solidaridad para el pueblo guatemalteco”, dijo el canciller Pedro Brolo al agradecer el donativo estadounidense gestionado a través de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID) y entregado este viernes por el embajador de Estados Unidos, Luis Arreaga.

El embajador Arreaga dijo que los ventiladores “ayudarán a salvar muchas vidas de ciudadanos guatemaltecos”, por lo que agradeció a los ministerios de Relaciones Exteriores y Salud y a la Secretaría de Coordinación y Planificación de la Presidencia (Segeplan) “los esfuerzos que permitieron completar el proceso de donación en tiempo récord”.

También dijo que aprovechaba el acto para enviar al presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, un mensaje de solidaridad, deseándole su pronta recuperación.

El canciller Brolo explicó que se trata de una donación dirigida al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, consistente en 50 ventiladores marca Vyaire, un equipo fundamental que “viene a complementar los esfuerzos que el Gobierno de Guatemala está realizando por atender la emergencia sanitaria, ocasionada por la pandemia derivada del Covid-19”, dijo.

Subrayó que el presidente Giammattei y su equipo de Gobierno, “han trabajado incansablemente, desde antes de diagnosticar el primer contagio en nuestro país, velando por proteger a la población guatemalteca de los efectos ocasionados por esta enfermedad”.

“Una muestra de ello -recordó- es el establecimiento de cinco hospitales temporales, dedicados exclusivamente a la atención de la población afectada por este virus”.

“No obstante, para el país –añadió, en referencia al donativo- ha sido fundamental contar con el apoyo y la colaboración de los países amigos, para contribuir en este esfuerzo”.

El embajador Arreaga comentó que la donación es producto de una “iniciativa de la Casa Blanca” y que por medio de la USAID “la hacemos entrega al Ministerio de Salud Pública para su uso inmediato en la red pública de hospitales nacionales. De hecho –dijo- los ventiladores irán directamente de la bodega de USAID a los diferentes hospitales que van a recibirlos”.

 También comentó que ventiladores son de última generación y que ayudarán al país centroamericano en la lucha que libra contra el Covid-19.

Los ventiladores fueron producidos en Estados Unidos por Vyaire Medical, con tecnología médica de vanguardia y a demanda. Son compactos y desplegables, lo que brinda al personal de salud la flexibilidad para tratar a los pacientes afectados por el virus.

El canciller Brolo reiteró que el Gobierno de Guatemala está “comprometido a continuar trabajando por el bienestar y salud de la población”, aunque reconoció que “somos conscientes que solos no podremos combatirlo”.

Por ello, agradeció el “respaldo” de Estados Unidos y la articulación de esfuerzos por encontrar una cura contra el Coronavirus. Advirtió que “en este momento la prioridad es atender a la población, por lo que quiero agradecer y expresar que este donativo, es de gran valor para la atención inmediata que requieren los guatemaltecos contagiados”.

El Canciller guatemalteco también aprovechó para despedir al embajador estadounidense Luis Arreaga y agradecer la gestión que durante cerca de tres años cumplió en Guatemala. “Desde ya le auguro éxitos en su próximo destino”, le manifestó.

El embajador Arraga comentó que además de estos ventiladores, el Gobierno de Estados Unidos ha proporcionado alrededor de 10 millones de dólares en asistencia para combatir la pandemia de Covid-19, incluidos 6 millones de dólares para respaldar las actividades de comunicación sobre la reducción de riesgos para la salud pública, y las intervenciones en agua, saneamiento e higiene.