GUATEMALA REITERA POSTURA HISTÓRICA A FAVOR DEL “DESARME COMPLETO, IRREVERSIBLE Y TRANSPARENTE”

139

Material audiovisual: https://cutt.ly/jf46Tt7

Guatemala, 2 octubre 2020. Guatemala se pronunció hoy por un “desarme nuclear completo, irreversible y transparente, en plazos claramente establecidos” y condenó cualquier ensayo o amenaza de uso de fuerza con este tipo de armas durante la reunión de Alto Nivel que promueve la eliminación total de las armas nucleares, en el marco de la 75 Asamblea General de las Naciones Unidas.

El Día Internacional para la eliminación total de las armas nucleares fue conmemorado el pasado 26 de septiembre.

“Somos de la firme convicción que ha llegado el momento de pasar a la acción y definir, claramente, cómo vamos a lograr este objetivo: un mundo libre de armas nucleares”, dijo en su discurso pregrabado el canciller guatemalteco Pedro Brolo en la reunión de Alto Nivel.

“La sola existencia de estas armas representa una amenaza para la humanidad, cuyos efectos tienen consecuencias devastadoras que se hacen sentir por generaciones”, dijo el canciller guatemalteco al recordar que han transcurrido 75 años desde los ataques de Hiroshima y Nagasaki, “dos eventos que confirmaron al mundo que estas armas jamás debieron haber existido”.

Recordó que está próxima la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación (TNP), y que es importante que la comunidad internacional deje claro que “no estará satisfecha con una simple reiteración de los compromisos ya contraídos en ocasiones anteriores, y cuyos plazos no pueden continuar prorrogándose Ad Eternum”.

Por ello, dijo que Guatemala insta a los Estados poseedores de armas nucleares a cumplir con sus obligaciones en virtud del artículo sexto de este Tratado, eliminando las armas nucleares como parte de sus políticas de seguridad y defensa, así como cesar en la consecución de buscar mejoras cualitativas de su arsenal nuclear y el desarrollo de nuevos tipos de estas armas.

Finalmente, informó que Guatemala está en la fase final interna de ratificación del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, el cual, una vez entrado en vigencia, “vendrá a complementar los instrumentos actuales en la materia”.

El Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares surgió a raíz de la resolución 68/32 de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (AGNU), de fecha 5 de diciembre de 2013.

En el año 2014, la resolución 68/58 de la Asamblea General, solicitó al Secretario General y al Presidente de la Asamblea General adoptar todas las medidas necesarias para celebrar y promover el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, incluso convocando una reunión anual de la Asamblea y estableciendo una plataforma para promoverlo.

Desde el año 2014, se celebra anualmente cada 26 de septiembre, promovido por los Estados Miembros, el sistema de las Naciones Unidas y la sociedad civil por medio de organizaciones no gubernamentales, el mundo académico, legisladores, medios de difusión, entre otros.

La República de Guatemala, como un país comprometido con la paz y seguridad internacionales, se une a la conmemoración y promoción para la eliminación total de las armas nucleares por medio de su participación nacional y por medio de la declaración conjunta del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (OPANAL).