Países de la región fortalecen competencias sobre gestión de solicitudes de asilo e integración de refugiados

1

Guatemala, 19 noviembre de 2020. Funcionarios de países pertenecientes al Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS) (Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Panamá) concluyeron su participación en el Curso virtual sobre gestión de solicitudes de asilo e integración de refugiados.

El MIRPS es un organismo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) para abordar el desplazamiento forzado en Centroamérica y México.

El Curso tuvo como objetivo conocer y compartir experiencias en ámbitos como legislación aplicable y uso de la tecnología en los procesos de la determinación de la condición de refugiado y registro.

También, integración de refugiados y solicitantes de refugio en los países de acogida, con especial atención al papel que desempeña el sector privado, así como el tratamiento de grupos vulnerables como menores de edad no acompañados y la lucha contra la trata de personas.

La directora general de Asuntos Consulares y Migratorios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, Arabella Woolfolk, participó en la clausura y en su intervención agradeció y felicitó el liderazgo de El Salvador para ejercer la presidencia pro tempore del MIRPS y al Gobierno de España en su rol de Presidencia de la Plataforma de Apoyo MIRPS.

Expresó que ambos países ayudan en la respuesta a la necesidad de los países por promover acciones encaminadas a ser eficaces y efectivos para continuar atendiendo a las personas desplazadas con necesidad de protección internacional, retornadas, solicitantes de la condición de refugiado y personas refugiadas.

Asimismo, hizo mención que para el año 2021 Guatemala asumirá la presidencia pro tempore y como país se cuenta con el compromiso y certeza de continuar trabajando de manera coordinada bajo un enfoque de corresponsabilidad.

Añadió que la decisión al asumir ese rol será fortalecer las acciones iniciadas en el presente año y emprender la búsqueda de nuevos mecanismos de protección considerando la realidad que actualmente se vive en la región a partir de la crisis sanitaria a nivel mundial y de eventos naturales ocurridos en las últimas semanas con fuerte incidencia social y humana.